Coyu Entrevista Neonized

Hace unos días tuvimos el placer de quedar para una charla a través de Skype con Coyu, el creador de Suara, ese sello español que siempre aparece en los primeros puestos de Beatport y que tiene su camino bien definido: hacerte mover en la pista de baile.

Coyu
Iván Ramos trabajaba como periodista y también ayudaba como runner en eventos donde se presentaban DJs que ahora tiene el gusto de seguir desde la cabina. Apostó sus esfuerzos y creyó en que sus ideas podían funcionar. Un poco más de 5 años después lo encontramos viajando por el mundo, pero su espíritu sigue vivo y combina sus días de productor y pincha discos con su Fundación en la que se encargan de que los gatos tengan una vida mejor.

Neonized disparó en unos 45 minutos preguntas sobre el proceso de producción, sus próximos proyectos, sus sueños y por supuesto su amor por los gatos.

¿Por qué te cortaste la barba?

– Porque me gusta cambiar de look constantemente. Cuando estaba en el instituto haciendo el bachillerato, cada día tenía que ir peinado de una forma distinta al anterior. Yo creo que es una patología, una enfermedad, lo que no sé es como se llama. Pero siempre he sido – aunque ahora no tanto – muy presumido, y el tema de la barba fue un poco para que la gente comente. Cuando hice el cambio radical: pasé de tener barbón y pelo “semi largo” a raparme la cabeza al 0 y medio, dio pie a muchos comentarios y mucha gente habló de ello (risas).

Igual creo que la barba volverá, por un lado me gusta y a la gente también, ¿no? Pues porqué no.

Suara tiene 5 años, es una carrera en paralelo de tu criatura (Suara) y la tuya. Volviendo la vista atrás, trata de resumirlo en una palabra.

– ¿En una palabra? Gatos.

Tu foto haciendo de runner al señor Digweed hace unos años, y ahora compartiendo cabina con él. ¿No te pone realmente nervioso ver todo lo que a base de esfuerzo has llegado a conseguir en este tiempo?

– Nervioso, no. Orgulloso, sí. Contento y feliz. Yo creo que la mejor palabra es orgullo, de ser nadie, bueno nadie… Por entonces, yo trabaja de periodista musical. Trabajaba en la Revista Trax, que considero que ha sido la mejor revista que hubo en España sobre música electrónica, e intentaba labrarme un futuro dentro de la electrónica. Suara creo que había nacido, pero hacía muy poco. En ese momento tenía otro sello que se llama Atypical Farm, que dejé de trabajar en él porque Suara se lo comió. Y bueno, iba haciendo mis bolos y fiestas en Barcelona, de vez en cuando pinchaba fuera en algún festival como Aquasella, incluso llegué a pinchar en Bruselas. Era algo muy local, no tan internacional. Echando la vista atrás, sí, es un orgullo, no tanto por llevar a John Digweed. Puede ser la imagen del progreso: de llevarle en coche a él a compartir cabina con él. Pero insisto, creo que la palabra es orgullo por el camino recorrido.

¿Hay gente con la que sueñas trabajar?

– Claro, siempre tienes ganas de trabajar con gente mejor que tú. Ahora mismo estoy en un proyecto muy ambicioso, que desgraciadamente no puedo decir con quién estoy colaborando, pero sí que va a ser importante dentro de mi carrera. Es un artista que siempre me ha gustado, que me ha llenado musicalmente y como persona también. Y ahora voy a tener la suerte de trabajar con él. Pero sí, siempre hay artistas con los que te gustaría colaborar o sellos donde te gustaría editar, o fiestas en las que te gustaría pinchar.

A ver… Sueña un poco, dime alguien con quién realmente quisieras trabajar.

– Bueno… hay muchos. No sé, me gustaría algún día, aunque no fuese para hacer música juntos pero sentarme en el estudio con Aphex Twin y ver cómo trabaja ó volver a los años 90s y ver cómo producía Richie Hawtin como Plastikman. Estas cosas sí que me motivan, pero claro obviamente son sueños irrealizables, sobre todo volver al pasado (risas).

Has comentado que Suara no está cerrado a estilos, valoras la posibilidad ampliar el sonido, ¿con qué estilo/género comenzarías?

– A ver sacamos un poco de todo, dentro de lo que yo considero “underground”. Primero Suara es un sello que está dedicado a la pista de baile y segundo, seamos realistas, a vender. Lanzamos música que es funcional, que puede gustar a gente del deep o a gente del house, pero que tiene un target y lo explotamos al máximo. Es música para el disfrute en la pista, por lo tanto sacar otros géneros lo veo complicado salvo que sea en un álbum.

Por ejemplo, yo ahora mismo estoy trabajando en mi primer LP y habrá música que habitualmente no saldría en Suara, porque un álbum es algo muy personal y habrá de todo, hip hop, música mucho más paisajística, atmosférica, mucho menos de club.

¿Otros estilos? Pues igual, de aquí a unos años, se pone de moda otro sonido y la escena va para ahí, y a mí me gusta ese estilo, pues iremos para ahí…

¿Planeas sacar formato físico?

De vez en cuando sacamos en vinilo. Es cierto que no sacamos mucho porque ese mercado está jodido, y cuesta dinero editar de esta forma. El año pasado habremos sacado, no sé si 5 ó 6, que no es poco… Casi cada dos meses, que no está mal. También es cierto, que en este 2014 aún no hemos lanzado nada así, porque estamos trabajando en el cambio de distribuidora y hace que todo se retrase. Tenemos varias cosas por sacar, pero aún no han podido salir.

Te puedo anunciar, que estamos trabajando en un sub-sello que se llama Feline. Las portadas en vez de tener gatitos domésticos tendrán tigres, leones, panteras… Y estamos pensando cómo va a ser el formato del vinilo, queremos que todas los releases sean de esta forma. Aunque todavía no sé si será vinilo y digital, o sólo vinilo y a los tres meses digital, para dar mayor fuerza al vinilo…

Para la primera release tenemos a un artista de Barcelona, que se llama Clip!, es un sonido que suena a hardware… Justo ahora le estaba escribiendo un e-mail porque nos había envíado un tema que a mí me gustó mucho y cuadraba perfectamente para la filosofía del nuevo sub-sello, que va a ser el lado realmente underground de Suara con música sin compromiso de ventas ni historias. Simplemente música para editarla por puro placer, porque tengo la suerte de que Suara va lo suficientemente bien como para poder permitirme un sello en el que saque lo que me apetezca sin pensar.

Edu (Clip!) me envío un tema que me gustó mucho, fue enviándome más música que no me cuadraba. Pero hoy casualmente me ha enviado otro par de temas que sí me han gustado mucho, y ahora vamos a emprender la búsqueda de remixers.

La idea es que el sello Feline se base principalmente de originales, pero sí que para los primeros releases – como un sello nuevo -, queremos tener algún remixer con nombre, pero que a la vez siga en la línea under.

Este es un proyecto que la verdad me tiene muy contento, porque es simplemente música que te guste y ya está.

¿Qué sentiste la primera vez que has estado en un estudio produciendo un track? ¿Tenías idea de lo que ibas a hacer? ¿Del sonido que querías lograr?

– Anteriormente a producir mi primer tema, sí que había estado en otros estudios, pero viendo como otros trabajaban. La oportunidad de hacer música a mí se me dio en Berlín. Conocía a un artista alemán, que se llama Ronald Christoph, a quien conocí a través de internet porque me gustaba mucho, mucho, un tema que él había editado (no recuerdo el sello), y como me gustaba tanto, le dije que quería que sacara música para mi nuevo sello que era Atypical Farm, y posteriormente sacó uno de los tracks en la segunda referencia. Él me dijo: Tío, vente. Me gusta el rollo que llevas, la forma de entender la música y tal, por qué no te vienes a Berlín. Yo por entonces, estaba trasteando, pero nada de forma profesional ni mucho menos. Me fui a verle, me tiré una semana con él, y estuvimos haciendo música. Sacamos 3 temas y el primer tema que edité, salió en Discos de Lata, el sello que tenía Xpansul hace unos años. La verdad es que fue super excitante, porque Ronald trabajaba con hardware y aprendí un montón. Fue una experiencia muy gratificante. Gracias a ello, a partir de ahí, yo me empecé a informar, empecé a trastear más y a trabajar más en el estudio. Comencé poquito a poco, con Edu Imbernon, Uner, Ángel, con el resto de gente que fui trabajando, todo eso me fue animando a seguir.

¿Qué software o equipos utilizas a la hora de producir?

– Yo todo el trabajo lo hago con software. Uso Ableton Live, soy muy básico trabajando. He intentado añadir utilizar cacharros en el estudio, y sinceramente me parece muy guay, muy divertido pero no es efectivo para mí. Yo soy muy rápido trabajando con Ableton. Si los temas me gustan y funcionan, los hago en pocas horas. Si no lo hago en una mañana, es que le estoy dando demasiadas vueltas… Ha habido trabajos o remixes que les he dedicado mucho tiempo, porque se merecen ese detalle. Creo que cada artista tiene su forma de trabajar y la mía es ésta, muy sencilla.

¿Qué comes/bebes/ haces mientras produces?

– Por lo general, no como. Antes bebía más café, ahora más té o infusiones. Pero comer no, separo mucho las horas de lo que es el estudio… A veces sí, me traigo un sandwich o un plátano… o no sé, algo así.

¿Cuál es el sitio más raro dónde te han invitado a pinchar?

– No sé si es muy raro.  Fue en una fiesta muy interesante que hubo en Barcelona, no sé si durante uno o dos años, que creo que se llamaba Cubic. No sé si fue en 2007 o 2008 que estuvo, primero se hizo en Berlín y luego se trasladó aquí. Yo estuve pinchando, tenía como una especie de residencia mensual, y bueno me pareció muy interesante. Era en el Parc del Fórum, eran unos cubos de color verde. Seguramente que he pinchado en sitios más raro, pero es que ahora mismo es lo primero que se me ocurre…

¿Cuál es tu mejor y peor recuerdo en el escenario?

– No sé si peor, pero de los más difíciles fueron los minutos antes de tocar en Sónar. En mi primer Sónar en 2012, estaba Amon Tobin haciendo su live, en el que los bajos te destrozaban el estómago y más cuando tenías que actuar 10 minutos después para muchos miles de personas. Recuerdo que tenía el estómago fatal, y yo pensaba por favor que se acabe este hombre ya, que deje esos bajos, que me están matando. Hasta el minuto 15, lo pasé bastante mal en la actuación. Cuando vi que ya tenía la situación bastante controlada, que la gente le gustaba, todo estuvo genial. Creo que esos minutos antes de tocar en Sonar han sido los peores, y el resto han sido los mejores, sin dudas.

La experiencia que tuve en Sónar 2012 es irrepetible. Sé que no voy a tener una sensación igual en la vida, vaya a dónde vaya, porque para mi Sónar es como mi casa. Es el primer festival que fui en 2003 con 18 años. Para mí significa mucho, igual que Nitsa como club. Sonar 2012… pinchar para tanta gente, antes de Richie Hawtin, con amigos, con mucha gente que vino a apoyarme, fue LA experiencia.

Hablaste de tu disco, ¿Cuándo lo vas a lanzar?

La idea es trabajarlo durante los próximos meses. Es un proyecto que está abierto hace mucho tiempo, incluso antes de saber que quería hacer un álbum. Hay temas en los que estaba trabajando, que nunca salieron editados porque no eran del estilo en que la gente está acostumbrada a escucharme. Yo creo que para el 2015, no sé la fecha. Posiblemente a principios del año que viene.

¿Qué opinas de la sobreexplotación de estilos musicales/etiquetas? Ahora por ejemplo, esta de moda llamar a todo deep house, pero crees que puede afectar (para bien o para mal) a ese estilo de house que roza el techno (o techno que roza el house)?

– Yo siempre he sido muy de etiquetar. Aunque no soy licenciado en periodismo, sí que he trabajado durante muchos años como periodista musical, y si he sido muy de etiquetar estilos, artistas y todo. ¿Si es bueno o malo? Pues, seguramente habrá cosas que hagan que eso sea bueno y otras no. Pero es algo imparable, tú no puedes determinar lo que la gente hable. Lo que sí es cierto, que lo que se denomina deep house, no es deep house. No al menos el deep house de toda la vida, no el clásico. No el deep house con ese punto casi soulful. No, no es. Es algo mucho más cercano al pop o al indie. Hay artistas como por ejemplo MK, que a mí me parece súper pop. Los vocales son 100% pop, lo que pasa es que como un bajo que ahora denominan deep house, es un bajo de house de toda la vida, ochentero, pues eso lo llaman deep house. Hay un deephouse que lo catalogan como un techno, hay techno que lo catalogan como deep house. Yo creo que siempre fue así, pasaba antes con el minimal y con el microhouse. A la gente le gusta hablar y etiquetar, así que creo que no podemos hacer nada.

A pesar de viajar por todo el mundo semana tras semana, te queda siempre algo de tiempo para tu protectora (a la que se destina una pequeña parte del dinero de los tracks de Suara) como va el trabajo con ella? ¿te gustaría dedicarle más tiempo?

– Con Suara Foundation, estamos trabajando mi novia y yo. Mi chica es veterinaria felina. Le dedicamos el tiempo que se puede, tampoco es mucho pero hacemos lo que podemos. Nosotros no somos un refugio, sino que nosotros aportamos dinero a refugios y a otras asociaciones que se dedican a recoger animales de la calle. Por ejemplo, llega el gatito y lo llevamos a la clínica de mi novia, y cuidamos de este gato que está atropellado o que hay que esterilizar o vacunar, y nosotros nos hacemos cargo de los costes que tiene ese gato. A veces, como dónde yo vivo hay un pequeño bosquecillo, tenemos muchos gatos a los que les damos de comer todos los días. Hay algunos que se siguen reproduciendo por lo que hay gatos pequeños a los que intentamos buscarle casa. Los últimos estuvieron en mi casa dos meses y medio, eran dos hermanitos, intentamos darlos en adopción juntos. No funcionó porque la gente quería uno o el otro, y al final acabamos quedándonos con los dos en casa. Y ahora tenemos 4. Yo creo que la fundación crecerá a medida que el sello crezca.

Hace unos meses lanzamos el Suara Store, donde tenemos productos de Suara, camisetas, gorros y demás. Y lanzamos unas pulseras que se llaman suara Foundation en el que todo el dinero, íntegro – menos el coste que tiene para nosotros hacer la pulsera -, es sólo para la fundación. Es genial porque hay mucha gente que la ha comprado y ese dinero es para que nosotros podamos seguir ayudando a los gatitos.

¿Cómo ves en realidad la escena española? (por favor saquemos Ibiza de la ecuación)

– Yo siempre he dicho que Ibiza no es parte de España. Al menos musicalmente, no lo es. No tiene nada que ver, porque los españoles pintamos poco en todos los niveles. Primero como DJs, segundo como promotores porque ahí quienes mandan, son principalmente ingleses y algo los alemanes, incluso yo creo que los italianos mandan un poco más que los españoles.

Así que quitando Ibiza de la ecuación, considero que en España estamos en el mejor momento de la historia en cuanto a nivel de productores. Creo que nunca ha habido una cantidad tan grande de artistas de primer nivel, que pueden competir con cualquier artista del mundo. Hace diez años, podías contarlos con las dos manos: Jaumetic, Xpansul, Pablo Bolivar, los que habían estaban muy bien, pero eran muy pocos . Ahora, en cambio, en cualquier parte de España puedes encontrar artistas que lo están petando.

¿Y a ti quién te gusta?

– Me gustan muchos, hay artistas muy buenos, de cualquier tipo de estilo. Hay gente que hace una electrónica más profunda, yo que sé… El Txef A, Pional, por supuesto John Talabot, en ese estilo hay muchos, pero en el techno también hay y en el tech house. Está Paco Osuna, AFFKT, Edu Imbernon, Los Suruba… Hay muchos artistas en España que lo están haciendo súper bien. Pero tenemos la desgracia que estamos posiblemente en el peor momento de los últimos 20 años en cuanto a escena de clubs. Primero por la crisis, estamos delante de una crisis flipante y con el IVA que la han puesto a la cultura y los problemas que hay para licencias y todo este tema, los promotores lo tienen muy complicado y también tiene una parte de la culpa.

¿En qué momento viste que era rentable dejar la carrera para dedicarte a esto?

– Fue en 2008 – 2009 que me dije a mi mismo, que si en 2010 no estaba funcionando plenamente con la música, pinchando y tal, volvía a estudiar. Porque yo dejé de estudiar, estaba haciendo Ciencias Políticas, iba por tercero, pero ya había cursado 5 años y lo dejé. Me dije que sino vivía bien de esto, vivía al menos, lo dejaba y volvía a estudiar y lo tomaba como hobbie, pero ya no como una profesión.

¿Qué es lo próximo en Suara: un live con gatos?

– En septiembre sale disco de Dosem en Suara, tenemos cosas muy chulas. Paco Osuna hará un remix, que me había dicho que hacía años que no se metía en el estudio y hace un remix para nosotros. Hay remixes para Imprint Of Pleasure, el tema de Tube & Berger, con artistas muy gordos que aún prefiero no decir, más que nada porque no está firmado en el contrato aunque ya están trabajando en ello, así que hasta que no tenga el remix en mis manos prefiero no decir nada, pero son artistas muy grandes. EPs míos, EPs de artistas con los que solemos trabajar como Technasia, Gary Beck, un poquito de todo, y hacemos temporada en Ibiza todos los miércoles en Booom, y vamos a tener line ups muy potentes. Nunca habíamos estado en forma regular y se nos ofrece esta oportunidad por primera vez y estamos muy ilusionados.

– ¿Te podemos sacar una foto?

– Espera que la hago y te la envío

Foto del día 19-03-2014 a la(s) 20#3a21

Un Comentario para “Entrevista Neon Virtual con Coyu”

  1. UK Chat

    322475 840716Flexibility means your space ought to get incremented with the improve in number of weblog users. 986295

Deja un comentario