Pere Solé y Fabrizzio Rizzin son los culpables de Downliners Sekt, que ya ha pasado por dos ediciones de Sónar este año: en Reykjavik y Estocolmo, y que estarán el viernes ocupando el SonarLab a las 23h.

 

Downliners

 

Downwliners Sekt está de estreno: Silent Ascent vio la luz este año a través de su alianza con el sello InFiné, y desde ahí están en movimiento terminando de dar forma al sonido que han logrado tras horas de encierro. Estos días también con el impulso de su lanzamiento musical, se han dado el gusto de presentar un mix para Resident Advisor.

Están disfrutando de un nuevo salto en su carrera, gracias a este tercer LP: sus predecesores “Statement Of Purpuse” y “The Saltire Wave”, fueron la buena semilla y un guiño a su público, quién esperó pacientemente esta nueva referencia. Pero no se quedaron quietos entre disco y disco, llegaron de la mano de Disboot y hasta coquetearon en Hivern Discs.

Aprovechamos esta oportunidad, para hacerle unas preguntas y que nos cuenten un poco como ven ellos esta nueva experiencia en el camino musical.

– ¿Por qué pensáis que el Festival os ha escogido para esta edición?

– Por nuestras conexiones con la mafia marsellesa, seguramente.

– Ya habéis pasado por otra edición de Sónar BCN y habéis estado en Estocolmo y Reykjavik, ¿qué diferencias encontráis entre las nórdicas? ¿Qué esperáis de esta nueva presentación?

– El público es más rubio y alto en el Norte, pero el alto porcentaje de gente que está en el festival solamente porque mola estar y que en realidad no conoce ni un 5 por ciento de los grupos que actúan, es el mismo. De los dos nórdicos, el de Estocolmo estuvo muy bien, la verdad, el público era mucho más loco y con más ganas de fiesta que en Reykjavik. En Barcelona esperamos que haya gente en nuestro live, tocamos a la hora de la cena.

– ¿Qué amáis y qué odiáis de presentaros en festivales?

– Los festivales a veces tienen cierto feeling a gran supermercado en el que los artistas van pasando y van presentando sus propuestas ante un público que en gran medida está ahí para hacerse fotos y colgarlas en Instagram. El contacto con el público es lejano, todo es un poco aséptico. Puede ser un poco frustrante si esperas que instantáneamente se cree una energía especial entre el escenario y la platea, dependes mucho de los horarios que te den, de cómo esté de motivado el técnico de sonido de turno, de mil cosas que no puedes controlar. La parte divertida es que a veces coincides con otros artistas a los que admiras y a los que puedes conocer y ver actuar.

– ¿Qué sentísteis cuando acabásteis Silent Ascent?
No tenemos aún sensación de que el disco esté acabado. Sobre el papel lo acabamos hace meses pero hemos seguido trabajando en él desde entonces, preparando el live, presentándolo al público en salas y festivales, experimentando con versiones, con otros formatos, recibiendo feedback de la gente… Un disco es una larga historia que trabajas para que dure toda una vida y en eso estamos.

– ¿Cuál es el tema que más le ha satisfecho del disco?

– No nos planteamos este tipo de cosas, es difícil distanciarse y juzgar tu propia obra de esta manera.

– Cuando se logra terminar un disco, siempre se dice que se pega un salto (como en vuestra descripción en la página de Sónar), ¿Creéis que os queda algo más por hacer para consolidarse?

– Conseguir un par de pasaportes ingleses quizás…

– ¿Cómo es vuestro proceso de producción musical?

– Nuestro sonido se basa mucho en un constante play + rec de nuestro propio material que re-sampleamos y volvemos a tocar para volver a samplear. Trabajamos de manera muy artesanal, usando pocos efectos. En el estudio no hay repartición de tareas en especial, llevamos muchos años juntos y todo fluye casi sin mediar palabra, pero pasamos muchísimas horas currando, eso siempre ha sido así.

– ¿Qué bebéis, coméis o hacéis mientras producis?

– Fanta naranja y pelotazos. Solemos mirar partidos de Roland Garros antiguos mientras producimos. La final que pierde Henri Leconte es nuestra favorita seguida de la de Michael Chang contra Lendl.
 
– ¿Qué 3 estilos diríais que son los que realmente influencian vuestra música?

– Zarzuela, Gabber belga y la banda sonora de “les 4 saisons d’Espigoule”

– ¿Con que momento/paisaje cree que encaja su música?

– En una rave, lloviendo, a las 7 de la mañana, justo en el momento en el que la policía interviene para enviar a la gente a casa y procede a detener a los organizadores.

– ¿Qué diferencias encontráis en vuestra música y en la vida si miráis 3 años hacia atrás?

– Somos tres años más jóvenes y esto nos ha sorprendido bastante porque normalmente suele pasar lo contrario. Nuestra música también se ha rejuvenecido y es un poco más optimista que antes, pero solo un poco.

– ¿Y ahora qué sigue?

– Tocar por ahí, viajar un poco. Básicamente tratar de pasar más tiempo fuera del estudio, alejados por un tiempo del ordenador y los monitores.

– ¿Para terminar nos pueden decir que 10 tracks están sonando estos días en sus vidas?

Deja un comentario