Ahora te contaremos otra noche de Sold Out en DNIT, por eso mientras empiezas a leer este post deberías abrir otra pestaña e ir consiguiendo las entradas para los dos siguientes. Porque puedes y debes hacer más de una cosa a la vez y más si te encuentras delante de la pantalla de un ordenador: what a time to be alive. Conjugar música experimental y discurso político es uno de los mantras más típicos y peor desarrollados de los artistas sonoros contemporáneos y estas son las cartas con las que se presentaba Holly Herndon, pero para demostrar que se puede hacer bien y de forma coherente.

El escenario esta vez no estaba situado en su posición habitual sino que ocupaba el lado derecho del Hall de CaixaForum con un gran pantalla donde Matt Dryhurs, el artista visual que la acompaña, haría sus proyecciones. El público era más joven y variado que el que se había visto en las últimas ocasiones. En un entrevista, decía Holly que todo lo que hacemos en Internet es una performance política y sin duda todo lo que hace ella encima del escenario también lo es. Una de las buenas, de las que se entienden a la primera, de las que materializan un discurso en una forma sólida. Así por ejemplo durante el segundo tema de la actuación decidió navegar por Internet, entrar en el evento de Facebook de Holly Herdon en Dnit y echar un vistazo en la lista de asistiré mientras copiaba las imágenes de los perfiles a su escritorio y se proyectaban caras de asistentes como visuales. Efectivo, un mensaje en la pantalla: Consider leaving Facebook.

A nivel musical también demostró que existe la posibilidad de trabajar con nuevos lenguajes. El uso de la voz sintetizada no es nada nuevo, pero el peso que adquiere durante su actuación haciendo a veces de melodía, de arpegiador, reverberado hasta convertirse en pad, los suspiros y onomatopeias como percusión… dan un carácter propio a sus creaciones que consiguen que el futurismo no vuelva a sonar añejo como venía ocurriendo. La versión en directo de Home sin casi recargos instrumentales más allá de las voces fue una buena prueba de ello. Los temas de su trabajo Plattform se iban sucediendo entre visuales inspirados en el Internet art, habitaciones estudiantiles con bolsas de Lidl, tabaco de liar, mucho glitch e incluso imágenes de Ada Colau, todo muy accesible y con mensajes directos.

Otro momento destacable y efectista de la actuación fue usar un simple editor de texto como forma para interactuar en directo con el público. Creo que sucedió durante el tema Interference. Como por desgracia viene siendo habitual, el público habla durante las actuaciones y esto no ayuda a sumergirse en la actuación. Durante unos minutos Holly y sus acompañantes se mantuvieron haciendo la intro, hasta que decidieron lanzar un bombo a 4/4 que el público vitoreó. En ese momento se pudo leer que el bombo lo habían puesto for the talkers y que lo quitaban y continuaban con la actuación. Algo que desconcertó y durante esa canción consiguió lo que se pretendía. Una gran actuación que acabó en un bis donde de nuevo se guardó silencio.

Sin duda, ésta ha sido otra de las grandes noches de DNIT, donde el artista consigue que te vayas a casa pensando y hasta con una recomendación literaria: Inventar el futuro: Postcapitalismo y un mundo sin trabajo de Alex Williams y Nick Snicerck, que salió ayer 3 de marzo al mercado y que apareció de forma recurrente en las proyecciones. Porque para crear una sociedad diferente, una música diferente, primero hay que creer que podemos inventarla no en el futuro, ahora.

El 28 de Abril te espera Jenny Hval y el 26 de mayo Lorenzo Senni. Si no lo has hecho ya, haz scroll up hasta el principio de la crónica y consigue ya tus entradas. Nos vemos en el futuro con DNIT.