Una vez más Journeys ha conseguido superarse y recordamos que las últimas ediciones habían dejado el listón muy alto.

Sold Out y una cola que daba la vuelta a la esquina a las 20:15 de la tarde demostraban que esta propuesta gusta y que había muchas ganas de revivir el día en el que se fraguó esta idea. Floating Points volvía pero gracias a este evento las sesiones de largo recorrido son ya una propuesta consolidada en Barcelona y que ha aunado un público en el que prima el buen rollo y las ganas de bailar sonriendo.
En anteriores ediciones el inicio había sido frío pero al no haber warmup, la gente acudió desde primera hora y al entrar a The Loft uno se encontraba con una sorpresa muy agradable, el escenario había sido decorado por el estudio barcelonés Hamill Industries responsable de los visuales y videoclips de Floating Points, que, dandóle un aspecto selvático y unas luces muy cálidas, invitaban ya a sumergirse en lo que iba a ser un viaje intenso por una de las maletas que más reputación ha ganado en los últimos años. El toque de misterio de los sintetizadores espaciales de la BSO de Dune de Jodorowsky acababan de rematar un frame de esos en los que te das cuenta que vas a ver una buena película.

Muchos apostaban por 5 horas de funk y disco pero no fue eso lo que nos encontramos o no eso únicamente. Un inicio rápido a modo de intro empezando con reaggaebossa nova y al tercer tema ya estábamos metidos en los hitsSam Shepard aparte de ser un gran selector también demostró de nuevo su gran técnica, maneras de neurocirujano en los cuidados cambios y cortes durante toda su sesión. Uno de esos recursos era bajar mucho el volumen para generar tensión en el público y subirlo en el primer bombo, a lo que el público respondía con una sonrisa y un paso de baile más marcado que los habituales. Combinar técnica y selección es algo al alcance de pocos y claramente este es uno de los motivos que explican porque Floating Points ha crecido tanto en popularidad en los últimos años.

Floating Points 5h dj set barcelona

Tuvimos 5 horas sin descanso pero sin salidas de tono, una selección muy coherente que aunque se apoyaba en el disco y el funk básicamente, tuvo momentos de club (house, techno) que encajaban perfectamente con el público que no dejo de bailar en ningún momento. Ningún bajón, ni pajareo, nada experimental sólo buena onda. Bailar y más bailar. Nosotros nos dedicamos a cazar todos los temas que pudimos mientras movíamos los pies y el resultado es esta playlist, que deberías escuchar tanto si te las bailaste cómo si no y así te convences de ir a ver a Sam en su próxima visita o no perderte el próximo Journeys.

El tema Messin’ in my mind ponía un broche perfecto a una sesión de las que tardan mucho tiempo en olvidarse. A las dos y poco la sesión de Floatingpoints había finalizado, salir a la terraza y difícil decisión sobre como continuar con Journeys. En The LoftCanela en Surco Djs y en Lolita Djhonston b2b DanielWang. Nos decantamos por ir al Lolita y la fiesta no paro, acabando con Daniel bailando en la pista. Aún quedaba tiempo para ver el cierre en The Loft y al ver el ambiente entre el público uno no duda de que Canela en Surco también supieron mantenerlo muy arriba y cerrarlo como se merecía.

La próxima cita con Journeys es el 18 de marzo con Tim Sweeney el responsable de Beats in Space en una versión íntima del evento en Lolita. Nosotros no vamos a perdérnoslo. Tú no deberías.

EXTRA, el playlist también en playmoss, con algunos temas no encontrados en Spotify.