Banner MIRA 2014 - Neonized

Crónica MiRA 2014: ¿Con qué nos quedamos?

Han pasado ya semanas desde que asistimos al festival, y por lo visto (e intentando justificar el retraso) esto ha sido suficiente para dejarnos respirar y reflexionar sobre lo que nos ha descubierto el festival. En Neonized hemos colgado varios videos del MiRA junto a la galería de imagenes de nuestro showcase, pero aún faltaba lo escrito. A continuación os cuento un poco que es lo mejor que nos ha aportado esta edición del festival, que ha conseguido las mayores cifras hasta el momento y esperamos que así sea por mucho tiempo. Espero no parecer demasiado un redactor de BuzzFeed con esto.

Por cierto, abajo podréis ver una galería de fotos que describe perfectamente lo que se pudo ver y escuchar en el festival.

1. “Fabra i Coats” es lo más parecido a un warehouse londinense.

El ambiente oscuro, frío (cuando no estás entre la multitud) e immenso junto con las clásicas columnas de hierro por el medio (no tan grandes como las del LEV) hace que te sientas como en una rave super bien montada en una fábrica abandonada. Por suerte la antigua fábrica de hilos está muy bien cuidada y resiste a los potentísimos graves del soundsystem que tenían instalado. El ambiente en la terraza no se pierde para nada, rodeado de las fachadas clásicas de ladrillos y del conjunto industrial de la zona. El único problema es que las ventanas siguen resonando demasiado con los bajos ya nombrados.

Ambiente MiRA por J Canyelles

2. Las mosquiteras funcionan bien con Evian Christ pero no con Clark.

El premio a mejor live puede que se lo llevara el joven productor Josh Leary, que se presentó con una Elektron Octatrack para interpretar sus mejores piezas (sobretodo de su último EP “Waterfall”) acompañadas de unos visuales tremendamente sencillos pero eficazes. Estos se retroproyectaban en mosquiteras con mucho humo de máquina por el medio para crear un efecto parecido al de los rayos láser, todo sincronizado al ritmo de la música.
Clark tenía una idea parecida en la cabeza pero no fue demasiado efectiva. Insistió en usar también retroproyección para su emulador de oscilador de ondas en vez de aprovechar los 15m de pantalla que le ofrecían. Para ello estuvieron media hora montando una especie de cubículo con tela negra (que a la vez hacía imposible ver nada desde los lados del escenario) y al final sirvió de poco ya que los visuales casi ni se apreciaban. Musicalmente no estuvo nada mal, pero de los dos artistas que más expectativas despertaban ganó Evian, aunque la persona que se puso delante de mi empezó a insultarlo como si le hubiera mancillado el honor o algo.

Clark & Evian Christ en Pokemon | Neonized

3. Rone es mucho más de lo que uno esperaba.

Fue otro de los directos más interesantes del festival, sobretodo si ibas con la idea de que sería todo melodía y de ritmo tranquilo. Mezcló las reconocibles partes melódicas de sus temas con bases muy cluberas cambiando por completo el concepto que transmite en los álbumes. Los visuales de Oliver Jennings, jugando con los colores y las imagenes vivas mezcladas con animaciones de SketchUp encajaron de forma demasiado perfecta, pareciendo aquello un AV Show compacto.
Rone también añadió piezas muy hiphoperas que rompieron del todo la idea preestablecida de su directo. Seguramente nos coló temillas de su próximo LP “Creatures”, que va a salir en febrero de 2015 via InFiné, como el último que colgó: Ouija.

4. Nos trajeron casi sin enterarnos a Ezra, uno de los mejores beatboxers de Europa.

Es cierto que estaba escrito en la web que Ezra acompañaría a Maotik dentro de la instalación Omnis, pero esta información pasó bastante desapercibida en comparación al resto del lineup. Entramos en un espacio a parte para ver un poco de que iba esa movida y nos encontramos con el beatboxer en medio de una pantalla semicircular y gente sentada alrededor en el suelo, así que nos unimos a ellos. Él iba equipado de un guante que le permitía controlar los visuales y la sesión de Ableton Live, para poder drigir el sonido de derecha a izquierda y loopear su voz para crear una pieza musical. El talento de Ezra es tan increíble que fuimos dos veces a ver su directo, la capacidad que tiene para imitar sonidos era digna de Beardyman. Sin duda un gran descubrimiento junto al de sus proyectos Bionic Orchestra Organic Orchestra.

5. Los repartidores de caña favoritos fueron Marc Piñol y Black Catalans.

Marc Piñol ya tiene fama de ser uno de los mejores DJs de la ciudad y estaba claro que no dejaría de sorprendernos una vez más en un escenario tan grande. Su set fue bastante alienigena, con sonidos muy frenéticos que hicieron bailar al personal (aunque algunos pedían a gritos “Proceso”).
Y Black Catalans dejaron bien claro de qué palo van, a repartir caña con su directo a cuatro manos dispuestos a petar el sistema de la sala a base de temas como los del útimo EP sacado en la teva, Neonized Records.

Otros detalles importantes:

El diseño gráfico de Device fue excelente tanto a nivel de cartel y web como con la instalación lumínica que recordaba bastante a Rubber Johnny.
El equipo organizador de MiRA en Fabra i Coats se lo curró mucho.
Paula Temple te deja con tinnitus durante una semana.
Más de lo mismo con Sunny Graves y sus potentes graves.
Esperamos que MiRA dure muchos más años.

Bottom Banner MIRA - Neonized

Acompañamos el post con la galería de fotos que nos ofreció Alba Rupérez a la que agradecemos las fotos y pedimos disculpas por el retraso en este post!

© Alba Rupérez

Un Comentario para “Qué descubrimos en MiRA 2014”

  1. sergi

    Buen reportaje y gran colección de fotos. Os olvidáis de mencionar que es el primer festival donde la cola en los baños de tíos es más larga que la de tías. Esperemos que el año que viene pongan unos cuantos meaderos de esos de pie que van tan bien cuando llevas unas cuantas cervezas encima.

Deja un comentario