Mira 2017 crónica neonized

 

Ya van 7 ediciones de Mira Festival y 7 cascabeles tiene mi funicular bajando de Vallvidrera, pero eso es otra historia. ¿Cómo resumir todo lo que aconteció en Fabra i Coats el pasado viernes y sábado? Tantas imágenes, tantos sonidos… una festín de percepciones y experiencias alrededor del arte digital y la magia. Mucha magia en esta edición. Bendiciones y buenas tardes-noches, eso es lo que hemos tenido en la séptima edición de MIRA. Un festival que no esta diseñado para pies facilones ni oídos acomodados sino para verdaderos amantes de la música electrónica. En sus diferentes vertientes, colores y sabores. Nuevas posibilidades estéticas y sonoras implosionando ante tus ojos. Cuidado con parpadear, porque puedes perderte algo. Ahí vamos:

Viernes tarde, otro festival al que por desgracia llego más tarde de lo que desearía. Pero nada más cruzar la puerta, ya empezamos a entrar en calor. Nos dirigimos directos al nuevo escenario 3D Sound Room by Son, este es sin ninguna duda la gran apuesta y el gran acierto de esta edición. Recibimos las últimas vibras del directo de Mans O y Odd Labu y es una primera sensación bestia. A los drones y polirritmias que nos sobrevuelan y se deplazan por todo el sistema de altavoces, se une la performance de Odd Labu que se desgañita con un micro de juguete entre el público y se arrastra por el suelo en medio de la pista, ante la cara de asombro y también porque no de felicidad de las primeras filas que lo observan atónitas. No era lo que esperábamos, la sorpresa siempre es algo genial, pero sin duda fue un espectáculo cargado de energía que consiguió atrapar a los que allí nos encontrábamos. Ataviados de blanco y con esta puesta en escena, nos dan el bautizo iniciático para todo lo que esta por venir y escuchar. El siguiente en subirse al escenario fue Skygaze que a pesar de tener diversos problemas técnicos que trabaron su actuación, ofreció un set enérgico y variopinto. Mover cabeza, hombros y pies, sonido propio y toda una paleta de estilos. Después la MPC de Tolouse Low Trax nos hizo volver a los bailes más tribales con sus percusiones. En estas tres actuaciones no pudimos apreciar las posibilidades sonoras que ofrecía ese especio, que de repente se tornó en un club berlinés (encajaba perfectamente con la arquitectura del lugar) y todo se tiñió de techno sin concesiones con el Live de la fantástica Fantastic twins. En ese momento el uso de los efectos 3D, nos hacía movernos por la sala como niños curiosos para ver y no sólo escuchar como los sonidos se desplazaban y ella cantaba en el escenario.

skygaze mira 2017

Nos lo gozamos mucho en este escenario pero tocaba salir para ver a James Holden and The Animal Spirits en el Main hall. Muchas ganas de ver este directo y a veces las expectativas juegan malas pasadas. Esperábamos algo muy grandioso y aunque la selección de los temas fue un acierto, el concierto fue menos épico y más lineal de lo que es su último lanzamiento. Aún así Holden es un grande y esa falta de contundencia se compenso con momentos de genialidad y perfecta sincronía musical con la sección de vientos. Una experiencia que se acerco más, quizás por las cadencias a un concierto de rock progresivo con tintes kraut que a un live de electrónica con banda convencional. Vuelta al SON 3D y Vril hace que empezemos a desgastar suela desde que cruzamos la puerta. La contundencia perfecta para encarar el fin de fiesta. Sonido berlinés y gran uso de los efectos 3D. El gran triunfador del día sobre este escenario. El día acaba con Tzusing sobre el escenario principal y todo el público bailando con una sonrisa de oreja a oreja, creo yo, haciendo síntesis de lo que se había podido vivir en esa primera jornada. El set del productor chino fue el broche perfecto.

El sábado llegamos directos al show de SHACKLETON + ANIKA with PEDRO MAIA y ¡wow! llevamos media crónica, ni una sola referencia aún a los visuales. Este año no pudimos disfrutar del Dome pero todos coincidían en que era espectacular, así como las instalaciones que merecen otra review. No Podemos dividirnos. Este show sí que merece que comentemos los visuales en blanco y negro en la ya tradicional triple pantalla, encajaban perfectamente con los sonidos de vibráfono que servían de base rítmica del set. Dejarse llevar. De ahí nos vamos a ver a Kelly Lee Owens en el Son 3D que no pudo ofrecer su Live por un problema con las maletas y hizo un dj set al que le falto técnica (no había mezcla)pero que nos quito la resaca haciéndonos mover los pies. Hits de TIga y unos cuantos shazamos, resultón e idóneo para el momento.

kelly lee owens mira 2017

De ahí al Main Hall y la montaña rusa ya sólo fue hacía arriba. El viaje empezó con los ritmos densos de Emptyset que pasaron del doom y la distorsión de hacernos mover la cabeza, a los hombros y de ahí a los pies. Pasamos a M-ziq que se marca un set que empieza con sonidos ambient y melodías preciosistas y cristalinas para acabar con las manos enganchadas al filtro y marcándose un set de breaks que van del drum’n’bass al jungle, convirtiendo la pista del Mira en una rave. Paranoid London cogen el testigo y el desparrame esta asegurado, los reyes del lo-fi cogen el micro y todo explota. Quemar zapatilla y no parar de bailar y reír. El público del Mira es muy característico y ama tanto estar en silencio, como marcarse sus mejores pasos de baile. Gran Live. Lo de I-F es difícil de explicar con palabras, por siempre quedará marcado para los que allí estábamos el mítico “Space Invaders-Are Smoking Grass”. Grande. Gran cierre y gran festival, un lujo de público, de organización y sobretodo de manera de hacer y entender lo que significa amar la música electrónica y el arte digital, un espacio mágico. Bendiciones y buenas noches. Y aunque no sabemos si la instalación interactiva nos habría mandado al cielo o al infierno, esperamos estar vivos para poder seguir disfrutando de más ediciones de Mira Festival.

if mira festival